12 nov. 2010

Citas de "TAROT Y CONSTELACIONES FAMILIARES"

En el marco de la Formación Avanzada de Constelaciones Familiares con Astrid Kassert, se nos pidió que escogiéramos diferentes párrafos de los libros de Constelaciones Familiares que estamos leyendo y que se relacionan con los conceptos básicos de la terapia.
Espero que este primer aporte sea de utilidad para el lector.

Citas tomadas del libro: TAROT Y CONSTELACIONES FAMILIARES
Autores: Daniel Rodés y Encarna Sánchez

Aun cuando este no es un libro específico de Constelaciones Familiares, gran parte del contenido está enfocado al uso del Tarot desde ese punto de vista.  Es por eso que me atrevo a utilizarlo para estas citas.
Elisabeth
Sobre la Importancia de las fechas, los ciclos y los lugares
P 63: “…vemos que el calendario, las fechas y los ciclos juegan un papel importante en nuestro inconsciente.  Incluso, diversas fechas como San Juan, Navidad, Reyes o la Virgen de Guadalupe se convierten en eventos importantes para la vida de muchas personas.
La carta 10 (Rueda de la Fortuna) es la que indica los ciclos y el tiempo.  Y en muchas familias hay una fecha determinada que coincide con varios sucesos significativos.  Niños que nacen el mismo día en que había muerto un abuelo o bisabuelo, personas que se casan el mismo día en que lo hicieron sus padres u otro familiar, etc.  Resulta interesante hacer un estudio de las fechas de nacimientos, bautizos, bodas y muertes.  Nos encontraremos extrañas coincidencias  que no pueden ser fruto de la casualidad.  Estas fechas coincidentes van a revelar habitualmente algún tipo de conexión que se ha dado entre esos seres.  Hay quien llega a afirmar que si un niño nace el mismo día  en que murió un antepasado suyo, es su reencarnación.”
p. 65: “…regresar a un lugar que ha sido importante en la historia familiar puede ser clave para resolver un conflicto.  Al entrar en contacto con los mismos espacios, recuperamos la información que el inconsciente familiar tiene allí registrada… “
Sobre el suicidio:
P. 85: “El suicidio es un acto de desesperación y al expresión de una necesidad de libertad, significa liberarse del dolor, la culpa, la vergüenza, la soledad, etc.  Si estas libertades han sido violadas y una persona no tiene audiencia de apelaciones frente a la cual reclamar, puede decidir hacer justicia por su propia mano para terminar con un dolor intolerable.  En muchos suicidios, la palabra clave no es “muerte” sino “sufrimiento”. Si en una familia se ha producido un suicidio es posible que en el árbol genealógico hayan existido otros casos o intentos, pues el sentimiento  de culpabilidad se prolonga en las siguientes generaciones.  A veces un sentimiento de culpa social (como en… la Segunda Guerra Mundial).”
Sobre la importancia de nuestros nombres:
P. 103: “Los nombres que nos ponen tienen más importancia de lo que muchas personas piensan.  Determinados nombres y apellidos puede ser una carga psicológica.  Muchas personas sienten vergüenza de sus apellidos... Otros apellidos, aunque no causen vergüenza, hacen referencia  muy directa a un origen social muy concreto y, de alguna manera, “marcan”. Es el caso de los apellidos Carretero, Carbonero y Expósito  (es el que se les ponía a los niños huérfanos cuando llegaban al hospicio)”
Una oración especial:
P. 106: “Me perdono a mí mismo y proyecto luz a mis antepasados. Les doy las gracias y los libero de esa deuda que tienen pendiente con mi alma.  Pido al universo que les dé luz y agradezco a todos mis antepasados la oportunidad que me han dado para venir a la Tierra a rectificar y perfeccionarme.  Les doy un lugar preferencial en mi árbol genealógico pero ahora quiero que se conviertan en faros de luz para mi vida.  Ya no tendré influencias negativas ni afectará su influencia negativamente en mi ni en las generaciones venideras.”
Sobre la buena y la mala consciencia, pertenencia:
P. 139: “…Defendemos a los familiares por muy mal que se haya portado.”
P. 141. “En definitiva, el arquetipo del Enamorado es la búsqueda de la unión familiar y los lazos de sangre.  Mediante ellos tratamos de defender a los nuestros. Es algo instintivo. Sin embargo, cuando consideramos que nuestra familia es mejor que la de la pareja, o que el vecino nada tiene que ver con nosotros, comenzamos a hacer separaciones.  Entonces, aparecen los conflictos.”
Sobre el Diablo:
Copio este párrafo porque me impactó lo claro que es.  Desde que estoy estudiando y enseñando Tarot, cada vez siento que el Diablo es justamente esa parte del sistema que no queremos ver.  La letra hebrea que le corresponde es Ayin y quiere decir Ojo… así que es cuando aparece el Diablo en una lectura muchas veces nos dice que es hora de VER, y mientras menos quiero ver, más esclavo de las circunstancias soy.
P. 191: “Mis víctimas me piden castigo y yo se lo doy.  Les ayudo a expresar en acción la culpa que sienten hacia sí mismos.  Me invitan una y otra vez a golpearlos, maltratarlos, encerrarlos, castigarlos.  Me piden de una forma u otra que les dé su merecido.  Buscan liberarse de su culpa recibiendo mis castigos.  Me deber es castigarlos hasta que aprendan a perdonarse y a recuperar su dignidad perdida.  Yo no siento piedad ni respeto por ellos.  Estoy dispuesto a ser su verdugo y a proporcionarles todo el sufrimiento que requieran.  Es mi papel.  Cuando los demás reaccionan y dicen ‘basta’, entonces ya he terminado mi misión.

4 comentarios:

  1. Gracias por tu selección de párrafos!
    Alejandra

    ResponderEliminar
  2. Hola Elisabeth. Acerca de este libro, quería consultarte qué tal es? Sirve para quienes tenemos poco y nada de conocimiento de Constelaciones Famliares, o requiere tener un bagaje del tema?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este es un libro que combina las dos disciplinas, así que realmente si no sabes mucho o nada de Constelaciones Familiares no te será sencillo comprender los ejercicios que se aplican. Sin embargo, quizá sea un buen abreboca!

      Eliminar
  3. hola soy Milena de Buenos Aires, podrìas orientarme còmo conseguir este libro? me parece que es increìble. gracias

    ResponderEliminar